Mindfulness para niños

Criar niños tranquilos, felices y seguros de sí mismos es más fácil de decir que de hacer. Las presiones sociales, el estrés relacionado con la escuela y el agotamiento de las actividades contribuyen a generar ansiedades con las que nuestros hijos no deberían tener que lidiar. A una edad tan temprana, los niños deben ser libres de preocupaciones, explorando el mundo que los rodea, aprendiendo y divirtiéndose.

Si su hijo está luchando contra el estrés, la ansiedad, la preocupación crónica o síntomas relacionados, el mindfulness es una práctica que puede ayudar, especialmente las actividades del mindfulness.

¿Qué es el mindfulness?

two-children-relaxing-on-the-couch-enjoying-mindfulness-for-kids-700(1)

Puede ser difícil definir el mindfulness en una sola oración. Simplemente hay demasiadas definiciones por ahí. Para los niños, sin embargo, es mejor simplificar la definición tanto como sea posible.

Si quiere explicar lo que mindfulness es para su hijo, lo invitamos a utilizar una definición como esta:

“Mindfulness significa ralentizar tu pensamiento”

Cuando uno está atento, pone toda su atención y se concentra en lo que está sucediendo en este momento, en este momento exacto.

No piensa en lo que desayunó esta mañana o en las cosas graciosas que le dijo a sus amigos ese mismo día. No piensa en la tarea que tiene que hacer más tarde esta noche o en cómo está deseando que llegue el fin de semana.

Con el mindfulness, no hará nada más que concentrarse en el momento que está sucediendo en este momento. Para hacer esto, puede utilizar muchas técnicas diferentes. Por ejemplo, puede concentrarse en su respiración, notar todos y cada uno de los pensamientos que pasan por su mente o decir un “mantra” (frase favorita).

 

¿Por qué los niños necesitan el mindfulness?

Aproximadamente 4,4 millones de niños estadounidenses de 3 a 17 años han diagnosticado ansiedad1.

Si se pregunta cuáles son los beneficios del mindfulness para los niños, aquí hay algunos que puede esperar. La meditación para niños puede:

 

1. Ayudarlos a evitar distracciones

Los niños a menudo se distraen con facilidad. El mindfulness mejora el enfoque2. Esto les permite completar las tareas de manera más eficiente y con mayor facilidad en general.

 

2. Promueve la alegría

Mindfulness permite a los niños abrir sus corazones y mentes, lo que naturalmente promueve más alegría y felicidad3.

 

3. Les enseña a lidiar con el estrés

A menudo, los niños llegan a la adolescencia y a la juventud sin las herramientas que necesitan para manejar el estrés.

El mindfulness es una práctica fantástica para ayudar a manejar los momentos estresantes porque ralentiza su mente y su cuerpo al mismo tiempo. Al enfocarse solo en el momento presente, la rumia no es posible. Además, si puede aprovechar y calmar sus pensamientos, también puede disminuir la frecuencia cardíaca y reducir la respiración rápida y pesada y otros síntomas físicos del estrés.

 

4. Fomenta la paz y la calma en casa.

Por último, como padre, enseñar a sus hijos el mindfulness puede ayudarlo a mantener su hogar más tranquilo y pacífico. Esto se debe a que los niños que comprenden y practican el mindfulness con regularidad tienden a estar más relajados. Pueden hacer frente a los factores estresantes y las situaciones desafiantes mucho mejor. Esto puede ayudar a liberar la válvula de presión en un hogar que de otra manera sería estresante, calmando las peleas antes de acostarse o de la siesta, disminuyendo los problemas en la mesa y limitando otros problemas que con frecuencia surgen con la crianza de los hijos.

 

Consejos para enseñar a los niños el mindfulness

"Los sentimientos van y vienen como nubes en un cielo ventoso. La respiración consciente es mi ancla".

- Thich Nhat Hanh

Compartir el mindfulness con sus hijos puede ser una excelente manera de conectarse de manera positiva y ayudarlos a lograr un estado mental más tranquilo.

 

A continuación, se ofrecen algunos consejos para ayudar a sus hijos a aprender el mindfulness:

 

Fomentar el mindfulness como herramienta para sentimientos y emociones difíciles.

Como adultos, sabemos lo difícil que puede ser controlar nuestras emociones y sentimientos. Pero también sabemos que somos mucho mejores en eso de lo que éramos cuando éramos niños. Cuando se es joven, las emociones fuertes como el miedo, la preocupación y la ira pueden aparecer como tsunamis insuperables, y puede parecer que no hay salida.

Enseñarle el mindfulness a su hijo puede ayudarlo a aprender que los sentimientos y emociones difíciles no tienen que estar a cargo automáticamente. Con la respiración consciente y la práctica en concentrarse en una sola cosa, su hijo puede aprender a controlar sus pensamientos y dejar que la preocupación y la ansiedad se vayan flotando.

 

Incorpore actividad física.

Los niños especialmente activos se beneficiarán de incorporar la actividad física con el mindfulness. Después de todo, incluso para los adultos, puede ser difícil sentarse en meditación consciente. Para practicar el mindfulness mientras está activo, salga a caminar, juegue un juego silencioso de ping pong o prueben algunos ejercicios de yoga consciente juntos.

 

Utilice técnicas del mindfulness para explorar la naturaleza.

La naturaleza es el lugar perfecto para practicar el mindfulness4. Por ejemplo, puede realizar una caminata consciente, hacer un poco de jardinería consciente o simplemente sentarse en un lugar hermoso y hacer un poco de meditación consciente.

 

Muéstreles que usted también practica el mindfulness.

Practicar lo que predica cuando se trata del mindfulness es clave.

Para comenzar con su propio entrenamiento de mindfulness, pruebe nuestra sencilla y rápida sesión de “Desenrolle su mente. Transmitida en vivo con un instructor de meditación profesional que puede ayudarlo a relajarse, restablecer y aprender los conceptos básicos del mindfulness en solo 25 minutos.

 

Meditación para niños

La Meditación para niños es otra forma de que los niños practiquen el mindfulness. Para que su hijo se sienta más consciente, es importante presentarle elementos con los que se sienta cómodo y quizás también algo que puedan practicar juntos. La meditación del mindfulness para niños practicada junto a usted como padre, involucrará a su hijo y lo hará más cómodo con todo el proceso.

El mindfulness para los niños es fundamental para su bienestar, y cuanto antes pueda empezar, mejor se sentirán. Los niños conscientes son niños felices, y con niños felices tendrá padres felices. Hay varios artículos sobre mindfulness que promueven la meditación consciente para niños.

 

Si está buscando meditación del mindfulness para niños, no dude en comunicarse con uno de nuestros Asesores de bienestar para discutir sus necesidades y objetivos.

 

Mindfulness para niños:

Preguntas frecuentes

¿La meditación del mindfulness es buena para los niños?

¡Sí! Mindfulness es la actividad perfecta para niños de cualquier edad, sin importar sus personalidades o intereses. Enseñarle a su hijo el mindfulness puede ayudarlo a lo largo de su vida. Les enseña la mejor manera de lidiar con el estrés, cómo concentrarse en una tarea y cómo disfrutar el momento presente sin pensar en el pasado o el futuro.

 

¿Qué actividades puedo realizar con el mindfulness?

Puede realizar cualquier actividad con mindfulness. Por ejemplo, puede barrer el piso, quitar las malas hierbas del jardín o limpiar su dormitorio. Todo lo que necesita hacer es ser consciente mientras realiza otra tarea, concentrarse en lo que está haciendo y tratar de no dejar que su mente divague hacia el futuro o el pasado. Una buena forma de hacerlo es notar todos y cada uno de los movimientos que realiza y cada pensamiento que cruza por su mente. Descríbase lo que está haciendo en detalle. En los momentos en los que no está haciendo nada o no se mueve en absoluto, simplemente concéntrese en su respiración.

 

¿Cuales son las habilidades del mindfulness?

Al igual que las matemáticas, la lectura o tocar la guitarra, aprender el mindfulness es una habilidad. Puede aprender a practicar el mindfulness (y mejorar en ella) mediante la repetición. Practicar todos los días es la mejor manera de adquirir la habilidad del mindfulness.

 

Referencias adicionales

  1. https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/data.html
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6088366
  3. https://berkeleysciencereview.com/2012/11/can-mindfulness-make-you-happier
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC67473

Con la práctica de Mindfulness, los niños deben empezar desde pequeños

Si ha utilizado el mindfulness para mejorar su propia vida, ya conoce los increíbles beneficios de esta práctica. Enseñar a sus hijos la práctica a una edad temprana puede ayudarlos a crecer en el mindfulness y a usarla a lo largo de sus vidas.

¿Dónde empezar? Pruebe nuestro servicio de transmisión “Desenrolla tu mente”. A través de la instrucción personalizada, su hijo puede aprender a usar la respiración y el enfoque consciente para frenar el pensamiento frenético y la ansiedad.

El mindfulness es una herramienta que cualquiera puede aprovechar, pero el servicio “Desenrolla tu mente” es exclusivo de Anahana. Pruébelo con su hijo hoy y comience a ver los beneficios positivos de inmediato.