8

Salud mental

Última actualización: 05-abr-2023 12:11:56

Featured Image

Table of Contents

La salud mental abarca muchos aspectos del bienestar mental, incluidos los factores psicológicos, emocionales, espirituales y sociales. Es normal que la salud mental fluctúe a lo largo de la vida de una persona.

Trabajar para mejorar la salud mental tiene muchos beneficios, entre ellos la mejora de la salud física, las conexiones sociales, el éxito académico y profesional y la satisfacción vital en general.

 

¿Qué es la salud mental?

what is mental healthLa salud mental se refiere al bienestar mental de una persona. El bienestar mental incluye componentes psicológicos, emocionales, espirituales y sociales. La salud mental indica cómo una persona puede afrontar los factores estresantes y los retos de la vida. La salud mental también está muy integrada en la salud física. Al igual que la salud física, puede cambiar a lo largo de la vida. Desarrollar estrategias de salud mental puede mejorar la calidad de vida en general, la salud física, las relaciones personales y el afrontamiento de los retos de la vida.

 

Enfermedades mentales

Las enfermedades mentales, también conocidas como trastornos de salud mental, afectan significativamente a la forma de pensar, el estado de ánimo o el comportamiento de una persona, lo que repercute en su capacidad para desenvolverse en las actividades cotidianas y asumir responsabilidades. Hay muchas categorías de trastornos mentales, como los trastornos de ansiedad, los trastornos del estado de ánimo, la esquizofrenia, los trastornos alimentarios y la dependencia del consumo de sustancias.

 

Trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad son enfermedades mentales caracterizadas por un miedo o preocupación excesivos. Estos sentimientos de miedo o preocupación pueden ser de alta intensidad o durar largos periodos. Hay muchos trastornos de ansiedad. Entre ellos se encuentran el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de pánico, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno de ansiedad social y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

 

Trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada se produce cuando una persona experimenta altos niveles de preocupación por acontecimientos o situaciones de la vida que no guardan proporción con la situación real. Este nivel de preocupación suele ser difícil de controlar para la persona y afecta a su funcionamiento cotidiano.

 

Trastorno de pánico

El trastorno de pánico provoca ansiedad o pánico intensos con síntomas físicos como aceleración del corazón, dificultad para respirar, dolores en el pecho y sensación de fatalidad. También se denominan ataques de pánico.

 

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo-compulsivo se produce cuando una persona experimenta pensamientos recurrentes u obsesivos y comportamientos repetitivos denominados compulsiones.

 

Ansiedad social / Fobia social

La ansiedad o fobia social es un trastorno de ansiedad caracterizado por la evitación de interacciones o situaciones sociales debido al miedo a ser juzgado por los demás o a pasar vergüenza.

 

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno mental causado por la experiencia de un acontecimiento traumático. Las personas con TEPT pueden sufrir ansiedad grave, recuerdos del suceso traumático y pensamientos incontrolables.

 

Trastornos del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo son enfermedades mentales que afectan directamente a las emociones o al estado de ánimo. Una persona con un trastorno del estado de ánimo puede experimentar tristeza e impotencia extremas, periodos de felicidad excesiva o una combinación de ambos. Los trastornos del estado de ánimo más comunes son la depresión, el trastorno bipolar, el trastorno afectivo estacional y el trastorno disfórico premenstrual.

 

Depresión

La depresión, también conocida como trastorno depresivo mayor, se produce cuando las personas experimentan tristeza persistente, desesperanza, pérdida de interés por las actividades, problemas para concentrarse y pensar, y alteraciones del sueño. Aunque es normal tener periodos en los que se experimenta tristeza, una persona con trastorno depresivo mayor experimentará síntomas graves que pueden afectar al funcionamiento diario y a las relaciones personales. Los síntomas de la depresión incluyen anhedonia (pérdida de placer en actividades que solían ser placenteras), pensamientos de inutilidad y culpabilidad, dificultad para concentrarse y fatiga.

 

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo en el que una persona experimenta cambios extremos en su estado de ánimo, la mayoría de las veces con periodos de bajones extremos (depresión) y periodos de subidas extremas (manía). Estos cambios de humor se producen en ciclos en los que las personas experimentan un periodo de ánimo depresivo y luego un periodo de manía. En determinadas circunstancias, la depresión y la manía pueden darse simultáneamente.

 

Trastorno afectivo estacional

El trastorno afectivo estacional es un trastorno del estado de ánimo que se ve afectado por los cambios estacionales. Suele asociarse a estados de ánimo bajos que coinciden con estaciones más frías y oscuras, sobre todo en el hemisferio norte.

 

Esquizofrenia

Trastorno en el que las personas interpretan la realidad de forma anormal. Una persona con esquizofrenia puede experimentar alucinaciones visuales y auditivas, delirios y pensamientos desordenados. Las personas con esquizofrenia también pueden tener un habla y un comportamiento motor desorganizados. Los síntomas de la esquizofrenia suelen empezar a manifestarse en los primeros años de la edad adulta.

 

Trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios son enfermedades mentales que afectan a la conducta alimentaria. La anorexia es un trastorno alimentario en el que las personas tienen un peso corporal anormalmente bajo debido a restricciones alimentarias extremas. La anorexia suele estar causada por una intensa ansiedad en torno a la comida, el aumento de peso y una percepción distorsionada del peso corporal.

La bulimia es un trastorno alimentario en el que las personas experimentan ciclos de atracones (comer grandes cantidades de comida) y purgas (dejar de comer de forma poco saludable, como vomitando). Las personas con bulimia también pueden restringir regularmente la ingesta de alimentos. Por último, el trastorno por atracón se produce cuando las personas ingieren grandes cantidades de comida debido a la sensación de falta de control sobre la ingesta de alimentos.

 

Causas de los problemas de salud mental

causes behind mental health issuesNo existe una causa única demostrada de los problemas de salud mental. La mayoría de las investigaciones sugieren que los trastornos mentales pueden deberse a factores biológicos, personales, sociales y ambientales, a acontecimientos traumáticos y a la falta de apoyo social.

 

Factores biológicos

Los factores biológicos de los problemas de salud mental pueden incluir factores genéticos. Algunos trastornos mentales pueden ser hereditarios y tener vínculos genéticos. Las investigaciones sugieren que muchos trastornos mentales pueden deberse a anomalías genéticas que predisponen a padecerlos y a otros factores, como acontecimientos vitales estresantes, que desencadenan su aparición.

Otros factores biológicos relacionados con la salud mental son la edad y el sexo. Por ejemplo, las tasas de depresión son más elevadas entre las mujeres que entre los hombres, pero éstos presentan tasas más elevadas de ideación suicida y suicidio. Por último, los problemas de salud mental pueden indicar anomalías en la estructura física del cerebro. Los cambios en la estructura o el funcionamiento del cerebro pueden provocar cambios significativos en el estado de ánimo, el comportamiento y los patrones de pensamiento relacionados con muchos trastornos mentales.

 

Factores personales

La salud mental también puede estar relacionada con factores personales como la resiliencia psicológica, que dicta cómo una persona puede hacer frente a los retos y factores estresantes de la vida. Los factores personales relacionados con el estilo de vida también pueden ayudar a prevenir los problemas de salud mental, como tener mecanismos positivos para afrontar el estrés o tener hábitos de vida saludables, incluida la actividad física y una dieta sana. La salud física también puede ser un factor que afecte a la salud mental. Por ejemplo, padecer enfermedades físicas crónicas puede afectar negativamente a la salud mental de una persona.

 

Factores sociales y medioambientales

El entorno puede afectar significativamente a la salud mental. La pobreza y los factores de estrés económico pueden contribuir a algunos problemas de salud mental. La falta de acceso a alimentos nutritivos también puede ser un factor contribuyente. Las exigencias laborales y las condiciones de trabajo también pueden afectar a la salud mental de una persona. Por último, el tiempo y el entorno pueden desencadenar trastornos mentales como el trastorno afectivo estacional.

 

Experiencias vitales

Las experiencias vitales son factores significativos que afectan a la salud mental de una persona. Los acontecimientos traumáticos pasados y las experiencias infantiles adversas, como el maltrato infantil, pueden contribuir a muchas afecciones mentales, como el trastorno de estrés postraumático y la ansiedad generalizada.

 

Apoyo social

El apoyo social y el bienestar social también están relacionados con la salud mental de una persona. Una pérdida repentina de apoyo social, como la muerte de uno de los padres o de la pareja, puede desencadenar trastornos mentales. Además, estar en una relación tóxica o insana puede influir significativamente en la salud mental de una persona. Por último, el aislamiento social puede contribuir a una mala salud mental.

 

Estigma de la salud mental

understanding mental healthEl estigma de la salud mental incluye la discriminación, los estereotipos o los prejuicios sobre las personas con trastornos mentales. La discriminación se produce cuando las personas reciben un trato diferente debido a su enfermedad mental. Los estereotipos y prejuicios son prejuicios preconcebidos contra las personas con trastornos mentales.

El estigma de la salud mental tiene muchos efectos adversos, ya que puede impedir que las personas busquen ayuda y tratamiento para su salud mental. El estigma público de la salud mental son las opiniones negativas sobre la salud mental que los demás imponen a una persona. El autoestigma de la enfermedad mental incluye la vergüenza interiorizada que una persona tiene sobre su salud mental.

 

Estrategias para mejorar la salud mental

Pedir ayuda a un profesional de la salud mental

Muchas personas buscan ayuda de un profesional de la salud mental cuando su salud mental afecta negativamente a su bienestar a lo largo del tiempo. Los profesionales de la salud mental pueden ayudar a las personas a encontrar estrategias y mecanismos de afrontamiento, proporcionar apoyo y ser personas objetivas con las que hablar de sus sentimientos.

 

Meditación y atención plena

La meditación y la atención plena tienen muchos efectos positivos demostrados en la salud mental. La meditación y la atención plena son prácticas que reducen el estrés y la ansiedad. La meditación, como la meditación de la gratitud, ayuda a fomentar una visión optimista de la vida. Además, la meditación y la atención plena son formas de autorreflexionar y mejorar la autoconciencia. Esto puede ayudar a mejorar la salud mental porque el aumento de la autoconciencia permite identificar necesidades, objetivos y límites. La autoconciencia también puede mejorar las relaciones y los vínculos personales.

 

Mantener la salud física

La salud física está muy conectada con la salud mental; por lo tanto, trabajar en la salud física a menudo resultará en mejoras en la salud mental. Esto puede incluir aumentar los niveles de actividad física, tener una nutrición adecuada y priorizar el autocuidado.

 

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida también pueden tener efectos positivos en la salud mental. Esto incluye mejorar los horarios y la higiene del sueño. Otro cambio en el estilo de vida que mejora positivamente es dar prioridad a un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal. Participar en actividades de ocio también tiene un impacto positivo significativo en la salud mental.

 

Estrategias de gestión del estrés

Las estrategias de control del estrés ayudan a gestionar los factores estresantes y los retos de la vida y fomentan una salud mental positiva. Entre las estrategias de gestión del estrés más comunes se encuentran las técnicas de respiración (respiración en caja, profunda y con los labios fruncidos), la relajación progresiva y la aromaterapia. También está demostrado que la práctica del yoga y la meditación reducen el estrés y son un mecanismo de afrontamiento positivo.

 

Practicar la gratitud

Llevar un diario de agradecimiento ayuda a la salud mental porque permite ver lo bueno y positivo de la vida. Las investigaciones demuestran que llevar un diario de gratitud afecta positivamente a la salud mental, física y social. Llevar un diario de gratitud es tan sencillo como anotar diariamente tres personas, experiencias o cosas por las que uno está agradecido.

 

Conexión con los apoyos sociales

Contar con un buen apoyo social es útil para la salud mental y física. Apoyarse en personas de confianza ayuda a sobrellevar el estrés y se ha demostrado que reduce la tensión arterial e incluso refuerza el sistema inmunitario. Las relaciones cercanas permiten hablar de las emociones y recibir orientación de personas de confianza. Unirse a clubes o actividades locales puede ser una buena forma de ampliar la red social. Es esencial reflexionar sobre las relaciones sociales.

 

Beneficios de mejorar la salud mental y el bienestar psíquico

how to improve mental healthMejorar la salud mental tiene muchas ventajas. Trabajar la salud mental ayuda a mejorar la capacidad de afrontar los retos de la vida y a ser más resistente. Tener una salud mental positiva también mejora las relaciones personales. Mejorar la salud mental también puede ayudar a la persona a sentirse cómoda asumiendo riesgos más importantes en la vida y alcanzando sus objetivos.

La salud mental influye en la salud física; por tanto, mejorar la salud mental puede mejorar también la salud física. Las investigaciones demuestran que las personas con una salud mental positiva tienen menos probabilidades de padecer una enfermedad crónica como la hipertensión.

Las investigaciones también demuestran que las personas que trabajan para mejorar su salud mental ven la vida de forma más positiva. También son más creativas y tienen más éxito profesional y académico. Por último, las personas que trabajan para mejorar su salud mental tienen una mayor satisfacción con la vida y un mejor estado de salud general.

 

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los signos de padecer trastornos mentales graves?

Los signos y síntomas de las enfermedades mentales pueden variar de una persona a otra y dependen del trastorno mental que padezca. Algunos de los signos y síntomas más comunes son cambios extremos en el estado de ánimo, aislamiento de las relaciones personales, menor interés por las actividades, menor capacidad de concentración y problemas para dormir.

 

¿Cuáles son las mejores formas de manejar el estrés y mejorar la salud mental?

Para muchas personas, tener estrategias de afrontamiento positivas integradas en la vida diaria puede ayudar a gestionar los factores estresantes de la vida. Entre ellas se encuentran la actividad física regular, la práctica de yoga para la ansiedad y el estrés, la atención plena y la meditación, la conexión con los seres queridos, el establecimiento de límites, la respiración profunda y las técnicas de relajación, y la búsqueda de actividades significativas que aporten alegría.

 

¿Es posible recuperarse de una enfermedad mental?

Sí, es totalmente posible recuperarse de un problema de salud mental. Una vez que las personas encuentran tratamientos y técnicas eficaces para reducir sus síntomas y mejorar su salud mental, pueden llevar una vida feliz y plena. Los síntomas de los trastornos mentales pueden reaparecer de vez en cuando en algunas personas, pero disponer de técnicas eficaces de salud mental puede ayudar a las personas a sobrellevarlos y mejorar su salud mental durante toda la vida.

Bienestar

13 minuto leído

Bienestar

El bienestar es un concepto multidimensional que abarca multitud de factores interconectados. Está ampliamente reconocido como el estado óptimo de...

Emociones

17 minuto leído

Emociones

Las emociones son estados mentales complejos que no deben confundirse con los estados de ánimo y los sentimientos. En concreto, las emociones son...

Ansiedad de alto funcionamiento

10 minuto leído

Ansiedad de alto funcionamiento

Las secuelas físicas y mentales del estrés y la ansiedad pueden afectar al funcionamiento cotidiano de una persona. La ansiedad de alto...

Gratitud y salud mental

9 minuto leído

Gratitud y salud mental

Desarrollar una actitud de gratitud puede generar grandes cambios en nuestras vidas e incluso mejorar nuestra salud mental. Lee este artículo para...

Estrés

10 minuto leído

Estrés

El estrés es la respuesta del cuerpo y la mente a situaciones o exigencias difíciles. El estrés puede manifestarse en respuestas físicas, mentales o...

Motivación

14 minuto leído

Motivación

Aprenda más sobre la motivación: cómo las personas se motivan y se mantienen motivadas, los tipos de inspiración y las formas de desarrollar y...