6

Hidratación

Última actualización: 30-dic-2023 10:39:47

Featured Image

Table of Contents

Descubra el papel fundamental que desempeña la hidratación en el mantenimiento de la salud y el bienestar general. Nuestra completa guía cubre los beneficios de mantenerse hidratado, consejos para una ingesta adecuada de líquidos y el impacto de la hidratación en las funciones corporales, el rendimiento y el bienestar.

La importancia de una hidratación adecuada

La hidratación es una piedra angular de la salud, a menudo eclipsada por aspectos más discutidos como la dieta y el ejercicio.

Dado que nuestro cuerpo está compuesto en un 75% de agua, comprender la importancia de una hidratación adecuada en nuestra vida diaria es crucial para mantener una salud y un bienestar óptimos.

¿Por qué debemos mantenernos hidratados?

Mantenerse hidratado es crucial por varias razones, ya que el agua desempeña un papel vital en numerosas funciones corporales. Incluso una deshidratación leve puede dañar su salud física y mental. He aquí algunas razones clave por las que es esencial mantener una hidratación adecuada:

  • Mejora el rendimiento físico: Una hidratación adecuada ayuda a mantener la resistencia, la fuerza y la potencia durante las actividades físicas, al tiempo que reduce el riesgo de fatiga y sobrecalentamiento.
  • Favorece la función cerebral: Las capacidades cognitivas como la concentración, el estado de alerta y la memoria se ven influidas positivamente por una hidratación adecuada.
  • Ayuda a la digestión y a la absorción de nutrientes: Una hidratación eficaz ayuda a descomponer los alimentos, absorber los nutrientes y mantener un tránsito intestinal regular.
  • Mejora la salud de la piel: La hidratación es vital para mantener la humedad y elasticidad de la piel, contribuyendo a un aspecto más saludable.
  • Regula la temperatura corporal: Los líquidos ayudan a mantener una temperatura corporal estable a través de la sudoración y la respiración, especialmente en ambientes calurosos o durante el ejercicio.
  • Favorece la función renal: La ingesta adecuada de líquidos es esencial para la salud renal, ya que ayuda a eliminar los productos de desecho y reduce el riesgo de cálculos renales.
  • Favorece la salud cardiovascular: Una hidratación adecuada ayuda a mantener el volumen sanguíneo, lo que permite al corazón bombear la sangre de forma más eficiente y reduce la tensión del sistema cardiovascular.
  • Control del peso: A veces, la sensación de hambre puede ser un signo de deshidratación. Beber líquidos puede ayudar a controlar el apetito y a controlar el peso.
  • Previene los dolores de cabeza: La deshidratación es un desencadenante común de dolores de cabeza y migrañas; mantener la hidratación puede ayudar a reducir su frecuencia y gravedad.

Ingesta óptima diaria de agua

La cantidad de agua que necesita una persona varía considerablemente en función de muchos factores. A continuación se exponen algunas directrices generales para distintos grupos.

Media Adultos sanos

La Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU. recomienda una ingesta diaria de agua de unos 3,7 litros (15,5 vasos) para los hombres y 2,7 litros (11,5 vasos) para las mujeres. Esto incluye líquidos procedentes del agua, las bebidas y los alimentos.

Deportistas y personas físicamente activas

Los deportistas o quienes realizan una rutina de ejercicio intensa pueden necesitar una hidratación adicional para compensar la pérdida de líquidos a través del sudor.

El American Council on Exercise sugiere beber de 17 a 20 onzas de agua pura 2-3 horas antes de hacer ejercicio, 8 onzas durante el calentamiento, 7-10 onzas cada 10-20 minutos durante el ejercicio y 8 onzas en los 30 minutos posteriores al ejercicio.

Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia

Las mujeres embarazadas deben ingerir unos 2,4 litros (10 tazas), mientras que las madres lactantes pueden necesitar aproximadamente 3,1 litros (13 tazas) de líquidos al día para evitar la deshidratación.

Mayores

El sentido de la sed del cuerpo puede disminuir con la edad, lo que hace que los adultos mayores sean más propensos a la deshidratación leve.

Aunque las necesidades individuales de líquidos varían, una pauta general es de unos 1,7 litros (7 tazas) al día, pero puede ser mayor en función del estado de salud y la medicación.

Niños

En el caso de los niños, las necesidades de hidratación varían en función de la edad, el tamaño y el nivel de actividad. Una recomendación general es de 1-1,5 litros (4-6 tazas) para los niños de 4-8 años, 1,5-1,9 litros (6-8 tazas) para los de 9-13 años, y 1,9-2,4 litros (8-10 tazas) para los adolescentes de 14-18 años.

Personas con problemas de salud específicos

Las personas con determinadas afecciones médicas, como cálculos renales, infecciones del tracto urinario o enfermedades crónicas, pueden tener necesidades de hidratación diferentes. Es fundamental consultar a un profesional sanitario para obtener consejos personalizados.

Recuerde que se trata de directrices generales. Las necesidades individuales pueden variar en función del clima, la dieta y el estado general de salud. Es importante escuchar a tu cuerpo y ajustar tu ingesta de agua en consecuencia.

Otros líquidos adecuados para beber

Otros líquidos adecuados para beber

Aunque el agua es el mejor y más eficaz hidratante, otros líquidos pueden contribuir a las necesidades diarias de hidratación.

Es importante elegir bien, ya que algunas bebidas pueden ofrecer beneficios adicionales para la salud, mientras que otras pueden contener azúcares o cafeína no deseados. He aquí algunas opciones de líquidos adecuados:

  • Infusiones: Sin cafeína, las infusiones pueden ser una opción relajante e hidratante. Opciones como la manzanilla, la menta o el té de jengibre aportan una serie de beneficios para la salud.
  • Leche: Una buena fuente de calcio, proteínas y otros nutrientes, la leche puede contribuir a tu ingesta de líquidos a la vez que ofrece beneficios nutricionales.
  • Agua de coco: Conocida por su alto contenido en electrolitos, el agua de coco es una gran opción para hidratarse, sobre todo después de realizar actividades físicas.
  • Zumos de fruta: Opta por zumos de fruta 100% sin azúcares añadidos. Pueden ser hidratantes, pero es mejor consumirlos con moderación debido a su alto contenido en azúcar natural.
  • Bebidas deportivas: Útiles para deportistas o personas que realizan una actividad física intensa, ya que reponen los electrolitos que se pierden con el sudor. Hay que tener cuidado con su contenido en azúcares y calorías.
  • Zumos de verduras: Los zumos de verduras frescas, especialmente los bajos en sodio, pueden ser una opción saludable e hidratante, que aporta vitaminas y minerales.
  • Agua aromatizada: Las aguas infusionadas con sabores naturales de frutas o hierbas pueden ser una bebida refrescante e hidratante.
  • Bebidas diluidas: Diluir los zumos de frutas o las bebidas deportivas con agua puede reducir el contenido de azúcar sin dejar de proporcionar sabor e hidratación.
  • Bebidas con cafeína: Con moderación, bebidas como el café y el té pueden contribuir a tu ingesta diaria de líquidos. Sin embargo, un exceso de cafeína puede provocar deshidratación, por lo que el equilibrio es clave.

Aunque estos líquidos pueden contribuir a la hidratación, el agua debe seguir siendo la principal fuente de líquidos. Además, es esencial tener en cuenta el contenido nutricional y el impacto general sobre la salud de estas bebidas.

Líquidos que deben evitarse

Aunque muchos líquidos contribuyen positivamente a la hidratación, algunos pueden afectar negativamente al peso corporal, al equilibrio hídrico o a la salud en general. He aquí algunos tipos de bebidas que es mejor consumir con moderación o evitar:

  • Bebidas azucaradas
  • Exceso de alcohol
  • Bebidas energéticas con alto contenido en cafeína
  • Zumos de fruta muy dulces
  • Bebidas lácteas cremosas o ricas
  • Bebidas edulcoradas artificialmente
  • Bebidas deportivas concentradas
  • Bebidas de café y té preenvasadas

Optar por bebidas más sanas e hidratantes puede repercutir significativamente en la salud y el bienestar generales.

Signos de deshidratación

signos de deshidratación

La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde agua más rápidamente de lo que la ingiere. No siempre es fácil de reconocer, pero conocer los primeros síntomas puede evitar complicaciones más graves. Estas son las señales de que necesitas beber agua cuanto antes:

  • Sed
  • Orina de color amarillo oscuro
  • Fatiga o mareos.
  • Boca y labios secos
  • Dolores de cabeza
  • Reducción de la micción
  • Latidos del corazón y respiración acelerados
  • Mala elasticidad de la piel

Reconocer estos signos es crucial para abordar el riesgo de deshidratación muy pronto. Al notar cualquiera de estos síntomas, especialmente en combinación, es esencial aumentar la ingesta de líquidos.

Sin embargo, si los síntomas persisten o empeoran, se aconseja buscar atención médica.

Preguntas frecuentes

¿Cuánta agua necesita?

Determinar la cantidad adecuada de ingesta de agua es crucial para gozar de buena salud. El organismo depende de una hidratación regular y suficiente para funcionar correctamente, desde la claridad mental hasta la resistencia muscular, pasando por los movimientos intestinales. Las personas sanas beben suficiente agua.

¿Qué significa una buena hidratación?

Una buena hidratación significa mantener un equilibrio consumiendo suficientes líquidos para reponer los que se pierden diariamente a través del sudor, la respiración y la orina. No se trata sólo de beber agua; se trata de garantizar que tu cuerpo tenga suficientes líquidos para funcionar de forma óptima.

¿Cómo hidratarse?

Para hidratarse eficazmente y evitar una deshidratación grave, debe:

  • Beba suficiente líquido regularmente a lo largo del día.
  • Incluya en su dieta alimentos acuosos, frutas y verduras ricas en agua.
  • Controle el color de su orina; debe ser amarillo claro.
  • Beba más líquidos cuando haga ejercicio o haga calor.

Referencias

Agua, hidratación y salud | Reseñas de nutrición | Oxford Academic

Hidratación, hidratación, hidratación | Annals of Work Exposures and Health | Oxford Academic

Hidratación: Cuestiones para el siglo XXI | Reseñas de nutrición | Oxford Academic

Hidratación - Wikipedia

La importancia de la hidratación

Cómo afecta la hidratación al rendimiento

Descargo de responsabilidad

El contenido de este artículo se ofrece únicamente con fines informativos y no pretende sustituir el consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Se recomienda siempre consultar con un profesional sanitario cualificado antes de realizar cualquier cambio relacionado con la salud o si tiene alguna duda o preocupación sobre su salud. Anahana no se hace responsable de los errores, omisiones o consecuencias que puedan derivarse del uso de la información proporcionada.

Comiendo Consciente

16 minuto leído

Comiendo Consciente

Lo más probable es que no piense mucho en su forma de masticar, ¿y quién podría culparle? No es algo en lo que nos fijemos cuando comemos. En cambio,...

Bienestar en el lugar de trabajo

23 minuto leído

Bienestar en el lugar de trabajo

Adopte un entorno de trabajo más saludable y productivo: descubra el poder transformador de los programas de bienestar en el lugar de trabajo tanto...

Hábitos saludables

11 minuto leído

Hábitos saludables

Un hábito es un comportamiento que requiere poco pensamiento o esfuerzo para llevarlo a cabo porque uno se ha acostumbrado a hacerlo. Los hábitos...

Electrolitos

10 minuto leído

Electrolitos

Explore las funciones esenciales de los electrolitos en esta completa guía. Conozca su impacto en la función nerviosa y muscular, la regulación de...

Longevidad

10 minuto leído

Longevidad

Explore el concepto de longevidad, qué significa y cómo conseguirla. Muchos factores pueden contribuir a mejorar la longevidad y ayudar a vivir una...

Salud social

9 minuto leído

Salud social

Descubra cómo la salud social contribuye a su bienestar y explore estrategias eficaces para mejorar y cultivar sus habilidades sociales.